Artículos

Conozca sus alternativas a los antibióticos.

El gobierno holandés ha marcado el objetivo de reducir un 50% en 2013 el uso de antibióticos en ganadería, como continuación a la prohibición del uso de antibióticos promotores del crecimiento de 2006. Las resistencias a los antibióticos son una amenaza real, por lo que la prohibición de 2006 solo es un paso en la dirección adecuada. Las alternativas al uso de antibióticos en el pienso para aumentar el rendimiento y la sanidad son muchas y variadas. La siguiente lista no pretende ser exhaustiva pero contiene las sustancias más importantes: ácidos orgánicos, productos fotogénicos, pre y pro-bióticos, vacunas y minerales.
 
bacterias
 
Los ácidos orgánicos
 
Cuando se incorporan en el pienso, los ácidos orgánicos reducen el pH evitando de este modo el crecimiento bacteriano y la degradación de la dieta. También mejoran la digestibilidad del alimento, tienen un efecto antibacteriano en toda la primera parte del sistema digestivo y pueden ser utilizados como fuente de energía por el animal.
Los ácidos orgánicos ejercen su efecto antibacteriano porque, cuando están sin disociar, son capaces de atravesar la pared celular de las bacterias. Una vez en el citoplasma, el acido orgánico se disocia en un anión y un ion de hidrogeno. El anión destruye el ADN bacteriano y ARN, mientras que los iones de hidrógeno producen una caída del pH intracelular en la bacteria, que trata de compensar, bombeando hidrogeno a través de la pared celular. Este proceso cuesta mucha energía y, finalmente, conduce a la muerte celular.
 
 
 Los prebióticos son ingredientes alimenticios que el organismo no puede digerir y por ello, estimulan el crecimiento y la actividad de los probióticos en el colon beneficiando de esta manera la salud. Y si bien encontramos muchos alimentos enriquecidos con prebióticos, hay alimentos con prebióticos en su estado natural.
 
prebioticos
 
Los prebióticos escapan de la digestión del tracto intestinal superior y favorecen la motilidad del intestino así como el transito del mismo al ser el sustrato para los probióticos. Los alimentos con prebióticos son los siguientes:
 
  • Alcachofas, achicoria y banana: contienen inulina, un prebiótico natural
  • Legumbres, patata y boniato: poseen rafinosa y estaquiosa.
  • Ajo, cebolla y puerro: poseen derivados de inulina y fructooligosacáridos
  • Trigo, avena y cebada: poseen inulina.
  • Espárrago: posee fructooligosacáridos